top of page

EVAR

EVAR significa Endovascular Aneurysm Repair. Es un procedimiento mínimamente invasivo utilizado para tratar aneurismas aórticos abdominales. Este método implica la inserción de un stent graft a través de las arterias femorales en la ingle, el cual se guía hasta el aneurisma. El stent actúa como un soporte para fortalecer el área debilitada de la arteria y prevenir su ruptura.

¿Quiénes lo necesitan?

Los pacientes que se benefician del EVAR son aquellos con aneurismas aórticos abdominales que corren el riesgo de ruptura. Se considera especialmente para pacientes que podrían no tolerar bien una cirugía abierta debido a su estado de salud o edad avanzada. La decisión se basa en varios factores, incluyendo el tamaño y la forma del aneurisma, así como la salud general del paciente.

Ventajas

  • Mínimamente invasivo: Menos dolor y cicatrices en comparación con la cirugía abierta.

  • Recuperación más rápida: Los pacientes suelen regresar a sus actividades normales más rápidamente.

  • Menor tiempo de hospitalización: Muchos pacientes pueden irse a casa el día siguiente al procedimiento.

  • Menos complicaciones: Menor riesgo de infección y otros problemas postoperatorios.

Diferencia entre EVAR y TEVAR

EVAR y TEVAR son técnicas endovasculares para tratar aneurismas, pero difieren en su ubicación:

  • EVAR: Se enfoca en aneurismas de la aorta abdominal.

  • TEVAR: Se refiere al tratamiento endovascular de aneurismas de la aorta torácica. La principal diferencia radica en la parte de la aorta que se trata.

Beneficios

  • Reduce el riesgo de ruptura del aneurisma.

  • Ofrece una opción de tratamiento para pacientes que no son candidatos para cirugía abierta.

  • Disminuye el dolor y el tiempo de recuperación en comparación con métodos más invasivos.

Riesgos

  • Como con cualquier procedimiento médico, EVAR conlleva ciertos riesgos, aunque son menores, incluyen:

  • Endofugas: filtración de sangre alrededor del stent.

  • Migración del stent: movimiento del stent desde su posición original.

  • Daño a los vasos sanguíneos.

  • Necesidad de procedimientos adicionales para ajustar o reemplazar el stent.

¿Cómo es el procedimiento?

El procedimiento EVAR se realiza bajo anestesia general o regional. Se hacen pequeñas incisiones en las ingles para acceder a las arterias femorales. Utilizando guías de imágenes, el cirujano avanza un catéter portando el stent graft hasta el aneurisma. Una vez en posición, el stent se expande para ajustarse contra las paredes de la arteria, excluyendo el aneurisma del flujo sanguíneo.

Recuperación

La recuperación después del EVAR es generalmente rápida. La mayoría de los pacientes pueden levantarse y caminar al día siguiente y suelen ser dados de alta en uno o dos días. Se recomienda evitar esfuerzos intensos durante algunas semanas. El seguimiento incluye exámenes de imagen periódicos para asegurar que el stent permanezca en posición y funcione correctamente.

bottom of page